top of page

Desarrollo motor (III)

Actualizado: 25 feb 2021



Desarrollo motor esperado para el octavo mes


Para este mes el bebé ha logrado el control total de la posición sedente, se fortalece la lordosis lumbar y controla la rotación de tronco lo que le da estabilidad suficiente como para alcanzar y mantener esta posición de manera independiente.

Gracias a su curiosidad y con el manejo de la independencia que ha ganado con esta posición y el desplazamiento por medio del arrastre, el tronco y las extremidades se han fortalecido, realizando giros, alcances y explorando cambios de posición; desde sedente logra pasar a la posición en cuatro puntos de apoyo, es decir en posición gateo y la mantiene, lo que hace que le cambie la perspectiva visual del mundo que lo rodea; la explora, en un comienzo meciéndose hacia adelante y hacia atrás, realizando la regulación postural, básica para más adelante lograr la exclusión corporal y permitir aprendizajes superiores.

Como ya hemos dicho, para que el desarrollo motor pueda llevarse a cabo se necesita un correcto proceso de los patrones básicos de movimiento, sobre todo del arrastre y el gateo.

Desde que el bebé inicia los desplazamientos en forma independiente es capaz de realizar acciones destinadas a un fin específico, por lo que ya no depende de los movimientos involuntarios de supervivencia; su capacidad de exploración y de aprendizaje, así como sus habilidades visuales se ven incrementadas con el cambio de percepción del mundo que lo rodea.

Al inicio del desplazamiento en posición de gateo se observa adecuada alternancia de miembros superiores, el desplazamiento de los miembros inferiores se maneja desde la pelvis y a medida que va madurando el patrón de gateo el niño hace mayor conciencia de la cadera y descubre que flexionándola su desplazamiento es más fácil y ágil. Este es el patrón de gateo maduro con adecuado patrón contralateral y disociación de tronco y miembros superiores e inferiores.

Existen muchas formas de desplazamiento que realizan los bebés para esta época como el “gateo” sentados (los gatos no gatean sentados), en punta de pies y manos como un oso, o utilizando un solo lado del cuerpo entre otros, aunque a muchos padres les parece muy bonito ver a sus bebes desplazándose así, realmente son formas anómalas que afectan el adecuado desarrollo neurológico del niño.


Desarrollo motor esperado para los nueve meses

Este mes es de práctica y mayor exploración del medio en sus diferentes planos: utiliza el juego para mejorar su coordinación fina, ya puede jugar en todas las posiciones y planos: acostado, sentado, gateando y queriendo alcanzar objetos más altos. Para esto empieza a traccionar su cuerpo con las manos, agarrado de los muebles para lograr la posición de rodillas, hasta que su tronco y caderas quedan alineados en posición vertical. Esta es una posición intermedia muy importante que permite el trabajo de control de tronco y pelvis como base para el logro, más adelante del equilibrio; mediante la práctica de esta posición llega al desplazamiento lateral en posición de rodillas.

Posición rodilla pie: se logra cuando hay mayor control de pelvis. Para esto el niño debe realizar el desplazamiento de peso hacia un lado para liberar la otra pierna y hacer la flexión de cadera y apoyo del pie hacia adelante, esta posición la debe lograr el niño tanto con pierna derecha como con pierna izquierda, no debe haber preferencia.

Inicialmente el niño realiza mayor trabajo con los brazos, pero a medida que practica esta posición rodilla pie se fortalece la musculatura de los miembros inferiores y el trabajo se logra con las piernas y el mayor control de la pelvis y el tronco, así logra la posición de pie.

En la próxima entrega hablaremos detenidamente del desarrollo de la posición de pie y la adquisición de la marcha independiente.


additagc@hotmail.com


30 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page