top of page

Factores de riesgo para demencias (I)

La medicina hoy en día busca no solo tratar las enfermedades cuando ya están instauradas sino ir un paso atrás e intervenir las enfermedades antes de que estas se presenten. Es en este punto en donde toma importancia el papel de la prevención de las patologías y la intervención en factores de riesgo. Las demencias no son ajenas a esta situación y desde hace muchos años se han realizado estudios para determinar qué factores de riesgo están relacionados con la aparición de los trastornos neurocognitivos. Dentro de estos factores de riesgo encontramos los siguientes:

Factores de riesgo cardiovascular

Obesidad: la obesidad se ha relacionado con la aparición de múltiples enfermedades. Frente a su relación con las demencias se considera que puede cambiar con la edad, porque el sobrepeso (e incluso posiblemente la obesidad) en la edad adulta se ha asociado con un riesgo mayor de presentar demencia. Cabe resaltar que también la obesidad per se es factor de riesgo para otras condiciones cardiovasculares: hipertensión, diabetes, infarto, etc. Sin embargo, en personas mayores de 65 años se ha asociado la aparición de trastornos cognitivos con pérdida de peso.




Diabetes: varios metanálisis, revisiones sistemáticas, estudios prospectivos, observacionales y longitudinales han mostrado aumento en el riesgo de demencia en las personas que padecen de diabetes; las personas con deterioro cognitivo leve (DCL) y diabetes tienen más probabilidades de progresar a la demencia que las personas con DCL y sin diabetes. Alguna evidencia sugiere que la diabetes aumenta el riesgo de demencia no solo mediante el daño en los vasos sanguíneos del cerebro sino también a través de interacciones con otros mecanismos biológicos relacionados con la diabetes en sí.

Hipertensión arterial: la presión arterial elevada no controlada es uno de los factores de riesgo para la aparición de accidentes cerebrovasculares los cuales pueden llevar demencia vascular. En algunas condiciones como la diabetes o el síndrome de apnea hipopnea de sueño se pueden generar daños (isquemia o ruptura) en los vasos sanguíneos más pequeños del cerebro lo que ha estado no solo relacionado con la demencia vascular sino con la aparición de otro tipo de demencias.

Dislipidemia (colesterol elevado): El aumento de los niveles de colesterol, en especial el colesterol LDL, es otro factor de riesgo cardiovascular porque puede tapar los vasos sanguíneos de algunos órganos en el cuerpo (por ejemplo, los del corazón) incluyendo los del cerebro, lo cual está relacionado con la aparición de demencias vasculares.

Como podemos leer, es importante realizar controles médicos constantes para conocer nuestra condición de salud y poder intervenir en los factores de riesgo cardiovasculares a tiempo. En caso de padecer de alguna de estas condiciones médicas la mejor arma para prevenir la aparición de trastornos cognitivos es controlar la patología lo que incluye bajar de peso, realizar cambios de alimentación, realizar actividad física, asegurar la toma de medicamentos. En el siguiente blog escribiremos sobre otros factores de riesgo para las demencias.

16 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

댓글


bottom of page