top of page

Seguimos aprendiendo de la comunicación y el lenguaje

Actualizado: 25 feb 2021

Clara Inés Merchán

Fonoaudióloga - Universidad Nacional de Colombia





Ya vimos cómo el lenguaje inicial de un niño es algo mucho más complejo que una sumatoria de palabras. Está conformado por patrones dirigidos por reglas, existe una organización silábica, reglas fonológicas, semánticas, sintácticas y pragmáticas, un desarrollo conceptual y la conjugación de los diversos sistemas sensoriales, motores y cognitivos.

Decíamos que se vuelven pequeños lingüistas y aunque suene confuso o parezca una tarea titánica con sorpresa veremos que ese pequeñito va apoderándose de toda la complejidad que implica comprender y expresar el lenguaje de su grupo social.

Aquí me gustaría ofrecer a los padres una lista de chequeo que les ayude a detectar si toda esta “maquinaria maravillosa” está funcionando adecuadamente.

Lista de chequeo para los dos primeros meses

¿Reacciona o muestra interés en el sonido?

¿Parece reconocer su voz?

¿Se calla o se calma cundo oye una voz o cuando lo alzan?

¿Parece preferir colores brillantes o contraste blanco/negro?

¿Hace un breve contacto visual durante la alimentación?


¿Parece disfrutar al sentir diferentes texturas al contacto con su piel?

¿Tiene diferentes tipos de llanto para diferentes razones?

¿Hace sonidos de placer?

¿Hace algunos sonidos guturales (en la parte de atrás de su garganta)como /gggg/,/kkk/?

¿Realiza sonidos cuando no llora, como rugidos, gruñidos chillidos o chirridos?

¿Pone atención al habla?

¿Voltea su cabeza hacia los sonidos?

¿Sonríe al sonido de la voz de su mamá o al ver su cara?

¿Mira y talvez sonríe cuando alguien le habla?

¿Hace contacto visual con papá o mamá?

¿Hace ademán de alcanzar?

¿Toma turnos haciendo sonidos con usted?

Lista de chequeo para los tres meses:

¿Vocaliza dos sílabas juntas ocasionalmente?

¿Produce varios y diferentes clases de sonidos?

¿Hace sonidos cuando usted los hace?

¿Se ríe cuando juega con usted?

¿Lo mira directamente y observa su boca?

¿Trata de buscar un hablante cuando está fuera de su vista?

¿Muestra más interés en las personas que en los objetos?

¿Utiliza las señales de molestia, hambre y placer de manera consistente?*

A veces los padres se preocupan pues no están seguros que su bebé se esté desarrollando con normalidad y esta lista los puede tranquilizar o dar la posibilidad de consultar al especialista si algo no se está dando.

A partir de la interacción con los otros se aprende a utilizar el lenguaje para diferentes funciones como preguntar, rechazar, informar, conversar, para organizar significados, para seleccionar las palabras que representan su realidad, para narrar eventos, para reflexionar, para construir historias y en fin…para desempeñarse como un ser humano.

Esto ocurre en un corto tiempo y mediante diálogos en donde se apropia de su rol de hablante o de oyente y de todas las reglas sociales para relacionarse con los otros.

La comunicación está presente antes de que aparezcan las primeras palabras. Los niños desarrollan la capacidad de comunicar significados antes de adquirir el lenguaje oral. La transición de un sistema pre-simbólico a otro simbólico puede entenderse en un contexto comunicativo.

El adulto es quien le ayuda a lograr esta sincronía. Comienza con una combinación de gestos y signos y van hablando de objetos presentes o de eventos del aquí y del ahora, al tiempo que se apropia de los turnos de la conversación va negociando significados, construyendo conocimiento y aprenden el lenguaje oral que les servirá más adelante para aprender en el medio escolar.

Las bases para que ese lenguaje sea exitoso, como lo hemos visto hasta ahora, se dan en su hogar!

Bibliografía: *1.Robert Owens, Lea Feldom “Help your baby Talk” 2004

23 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page