top of page

¿Qué son las demencias?




El término demencia hace referencia a un grupo de enfermedades que se caracterizan por producir alteraciones en la cognición y que pueden ser de origen primario (asociada a enfermedades cerebrales) o secundario (daño cerebral se produce por enfermedades que no son propias del cerebro). Cuando hablamos de cognición nos referimos a la capacidad para procesar la información a partir de tres cosas: nuestros sentidos (vista, tacto, olfato, gusto, oído), las experiencias previas que hemos tenido y la forma en la que asimilamos lo que nos sucede. Esto significa que capacidades mentales como el aprendizaje, el razonamiento, la comunicación, la toma de decisiones y la resolución de problemas hacen parte de las funciones cognitivas. Estas funciones cognitivas se evalúan al examinar los dominios cognitivos los cuales son la memoria, el lenguaje, la atención compleja, las funciones ejecutivas, la cognición social y las capacidades visoespaciales. Cuando una persona cursa con demencia suceden dos cosas. Primero hay alteraciones en varios dominios cognitivos y segundo, estas alteraciones son lo suficientemente graves para que la persona tenga afectada la capacidad de valerse por si misma (funcionalidad). Es así como en estas enfermedades se pierden algunas capacidades que se habían adquirido previamente en el curso de la vida. Generalmente estas enfermedades se presentan en su mayoría en personas mayores de 65 años. La causa de demencia más común en el mundo y así mismo en nuestro país es la demencia por enfermedad de Alzheimer en la que predominan las alteraciones en la memoria episódica y de trabajo (memoria reciente). Se calcula que cada año hay 10 millones de personas diagnosticadas con la enfermedad, lo que significa, un caso cada tres segundos. En el 2015 se reportaron 47 millones de personas con esta enfermedad. Se cree que las cifras para el 2030 estarán cerca a los 82 millones. La segunda causa es la demencia por enfermedad cerebrovascular (ruptura de uno de los vasos sanguíneos del cerebro u obstrucción de un vaso sanguíneo por acumulación de colesterol). Los síntomas de esta enfermedad dependen de la localización del daño cerebral. Debido a que la mayoría de demencias afecta la memoria hay que diferenciar cuando ocurre una alteración que sea propia de estas enfermedades versus alteraciones en memoria o en otros dominios cognitivos que están asociadas a la edad. Esto se puede realizar a través de pruebas de tamizaje para trastornos cognitivos como por ejemplo el Minimental test o la prueba MoCA. Si estas pruebas de tamizaje se encuentran alteradas en el momento de la evaluación inicial es necesario ampliar la exploración con pruebas neuropsicológicas cuyo objetivo es realizar una valoración exhaustiva de cada uno de los dominios cognitivos.

35 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo