top of page

Psicológo o Neuropsicólogo: ¿A cuál debo asistir?

Jaime Andrés Contreras Cardoso

Psicólogo y Neuropsicólogo Escolar Politécnico Grancolombiano

Pedagogo - humano SENA

Músico - Universidad Pedagógica




“Cuando ya no podemos cambiar una situación tenemos el desafío de cambiarnos a

nosotros mismos” Viktor Frankl


Cuando a un paciente se le plantea la opción de asistir a una terapia por alguna

dificultad emocional, afectiva, cognitiva, conductual, etc. se ve enfrentado a una

variedad de especialidades médicas completamente desconocidas para él hasta ese

momento.


En el blog de hoy vamos a hablar de la labor del psicólogo y del neuropsicólogo y

cuándo deberíamos acudir y a cuál especialidad.


Psicólogo


El psicólogo se encarga de mantener la salud mental (equilibrio entre lo emocional,

lo psicológico y social) del paciente estable; para lograr esto recopila informaciones

concretas o hechos específicos sobre las conductas y las experiencias de los

pacientes y así puede diagnosticar futuras acciones y/o futuros trastornos en el

paciente.

A diferencia de otros especialistas el psicólogo no hace intervención terapéutica, el

psicólogo ofrece apoyo psicoterapéutico al paciente, es decir, ejercicios o

actividades que puedan reforzar la expresión de sentimientos, mejorar su

autoestima, su autoimagen y contener y manejar la ansiedad.

El psicólogo se encarga de aumentar la capacidad y las estrategias adaptativas y de

afrontamiento del paciente de un modo positivo de manera que le permitan

sobrellevar lo mejor posible su día a día.

Al psicólogo debemos acudir cuando una situación supera nuestras capacidades

para afrontar la vida diaria (insomnio, falta de apetito, disfuncionalidad en el trabajo,

desadaptación social, falta de apetito, etc.).


Neuropsicólogo


Especialista que estudia la relación entre el cerebro, sus procesos y la conducta. El

cerebro es el órgano que est’a generando constantes cambios en el cuerpo, en sus

diferentes áreas cerebrales y en el sistema nervioso central.

Los neuropsicólogos se encargan de las enfermedades, trastornos y las lesiones en

el cerebro que afectan la manera en la que piensa, siente y actúa una persona

(dificultades de memoria, trastornos de aprendizaje, estados de ánimo variables,

problemas de atención, concentración, etc.).

El neuropsicólogo se debe consultar cuando alguna de estas dificultades cognitivas

o de aprendizaje persiste por más de seis meses:


 Adquisición del lenguaje o creación de palabras

 Incapacidad para retener información a corto plazo y por ende

evocarla a largo plazo

 Dificultades en aprendizaje espejo (imitar a otros)

 Dificultades para mantener la atención

 Debilidad en movimientos finos (caminar, levantar un objeto, etc.)

Cualquier señal de que un proceso cognitivo superior (memoria, seguimiento de

instrucciones, clasificación, creatividad, toma de decisiones, motricidad fina y

gruesa, comparación está afectado debe ser consultado con el neuropsicólogo

quien se apoya en neurólogos y médicos para orientar un diagnóstico y crear una

INI (Intervención Neuropsicológica Integral) para crear hábitos, cambios en la

ingesta, cambios en el ambiente y modificar rutinas para poder estimular el área

cerebral que se ve afectada o comprometida.

En conclusión, el psicólogo acompaña al paciente a superar esas situaciones que lo

afectan emocional y psicológicamente y el neuropsicólogo lo ayuda a tratar

problemas de ámbito clínico neurológico.

Es importante tener una valoración previa antes de escoger el especialista

adecuado.


Lectura recomendada:


 Ardila, A. (2014). El futuro de la neuropsicología en Latinoamérica.

Florida International University. AMCAOF. PP 93-94.

30 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page