top of page

¿Has pensado en los caminadores como una opción para tu bebé ?

Actualizado: 5 mar 2022

Lina Marcela Tavera Saldaña

Médico General y Neuropediatra - Universidad Nacional de Colombia

Especialista en Medicina del Sueño - Universidad Autónoma de Mexico

https://neuroconexion.co/


Los caminadores para bebés han sido usados por muchos años y por diferentes culturas como una herramienta de tradición para ayudar a las madres a cuidar sus bebes y esperando que acelere el proceso de aprender a caminar, pero hoy sabemos que son una elección peligrosa y contraproducente, además de que no ofrecen ningún beneficio.


La Academia Americana de Pediatría (AAP) ha prohibido la fabricación y venta de caminadores para bebés en los Estados Unidos. En otros países como Canadá está prohibida la fabricación, importación , promoción y venta de los caminadores con ruedas para bebés. Es el primer país en tener una ley sobre este asunto,entre otras regiones que han reglamentado su fabricación y uso para generar menos accidentes y complicaciones en los lactantes; los profesionales que trabajamos con niños y en especial en su neurodesarrollo, siempre hemos estado de acuerdo con esta reglamentación y somos partidarios de que nuestro país debería acatar estas recomendaciones.



¿Y por qué no deberían usarse los caminadores?


  1. No ofrecen ningún beneficio: existe la falsa creencia de que con el caminador los niños van a caminar mas pronto, pero puede ocurrir todo lo contrario.

  2. Alteración en el neurodesarrollo: se puede afectar la maduración de los reflejos de desarrollo neurológico (reflejos primitivos) con mayor riesgo de caminar en puntas de pie de forma persistente, se puede modificar el desarrollo visual y limita la exploración correcta del entorno.

  3. Accidentes: los caminadores son responsables de que miles de niños sean llevados a los servicios de urgencias, incluso la mayoría de los accidentes ocurren bajo la supervisión de un adulto, porque los niños pueden alcanzar velocidades de hasta 100 cm por segundo. En la Unión Europea reportan hasta 580 lesiones relacionadas con caminadores en niños de 0-4 años. Pueden ocurrir:

  • Caídas por escaleras generando fracturas y traumas craneanos graves.

  • Quemaduras, porque los niños al estar desplazándose libres pueden intentar alcanzar objetos o líquidos calientes, entre otros.Ahogamiento por caídas a piscinas, tanques o bañeras.

  • Intoxicaciones al tener líquidos, químicos o medicamentos al alcance.

  • Volcarse por superficies irregulares o alfombras.


Qué es lo primero que debemos hacer para evitar complicaciones?


  • Eliminar los caminadores, no sobra decir que no hay que regalarlo a otro niño.

  • Verificar que los jardines o centros de cuidado de bebes no usen caminadores.

Qué alternativas tienen los papás que sean seguras?


  • Uso de andaderas por cortos periodos y bajo estricta supervisión. Las andaderas son dispositivos que el niño empuja, diferentes a los caminadores tradicionales.

  • Uso de corrales, muy recomendados por qué limitan un lugar seguro para los niños, ahí pueden aprender a sentarse, gatear y caminar.

  • Sillas altas con seguridad y bandeja de juego.

  • Centros de actividad y estimulación estacionarios.

En caso de usar andaderas, cómo podemos garantizar seguridad?



Foto: Andaderas aceptadas.


La Asociación Española de Pediatria recomienda:


  • El andador no debe caber por las puertas para evitar que el niño se movilice entre las habitaciones.

  • Tener mecanismo de agarre para detener el andador al borde de un escalón.

  • Freno para control de velocidad en las llantas.

  • Tener barrera de seguridad para las escaleras.

  • No usar el andador en la cocina.

  • Que su uso sea lejano a calentadores y otras superficies calientes.

  • Evitar que el niño use el andador en habitaciones con chimeneas y otros sistemas de calefacción expuestos.

  • Mantener al niño lejos de los baños, piscinas y otras fuentes de agua.

  • Permanecer con el niño cuando utilice el andador y restringir el uso del andador exclusivamente a superficies sin irregularidades. Ayudar al niño a cruzar puertas o alfombras.


Si tienes dudas contáctanos, estamos atentos a tus inquietudes.

Gracias por leerme!


Lina Marcela Tavera Saldaña

Neuróloga Pediatra. Especialista en Medicina de Sueño.

Instagram: @Neuroconexion @Medisomnium

 

#SaludEnCasa