top of page

¿Es la consulta médica incomunicante?

Actualizado: 18 feb 2022


Ana María Bejarano M.

Medicina familiar

Contacto: Bejaiaia@yahoo.com





El tiempo en la consulta médica no está relacionado con una mala atención, ni con las situaciones de incomunicación que en esta se presentan.


Todos hemos escuchado recientemente cómo se ha deteriorado la relación médico-paciente: algunos culpan al sistema, otros dicen que es culpa de los médicos, o culpa del tiempo, pero nunca nos preguntamos cuál es la situación que genera la mala atención médica.


Con este escrito mi propósito es crear la duda o la expectativa de si en realidad nuestra consulta médica cotidiana es una situación donde existe comunicación, y si esta depende del tiempo que le dedicamos al paciente.


Cada paciente es único, es diferente, tiene un acervo cultural propio por lo tanto en el verdadero acto comunicativo debemos reconocer al otro, reconocer que es diferente y aceptar la diferencia para poder llegar a un entendimiento. Nosotros como médicos tenemos la representación de paciente como valor y no como ser; es decir; para el médico es un “viejito”, un “niño”, una “materna”, un “hipertenso”. Es una representación subjetiva del paciente. Igualmente sucede con el paciente, quien tiene una representación del médico. Debemos hacer una autorreflexión de esa realidad, de cómo estoy mirando al otro y los juicios que estoy emitiendo.

Para lograr una comunicación debemos utilizar un lenguaje que el otro pueda comprender, adoptando su punto de vista, “poniéndose en sus zapatos”; si lo reconocemos como un ser humano diferente y no como un hipertenso más o una gripa más, si nos colocamos en su situación seguramente le daremos un trato más humano, una información más completa, es decir que nos comunicaremos con respeto.


La comunicación es un proceso dinámico, se da en cualquier situación, cada consulta médica es una situación diferente, única y representa una parte de cada uno de los participantes de esa consulta. Se da dentro de un contexto, en un marco teórico ya establecido. Durante una consulta médica debemos tener en cuenta ese contexto, la situación del paciente, de dónde viene; por ejemplo, al paciente que consulta por el “mal de ojo”, deberíamos preguntarle qué significa para él esa expresión. Igualmente influye el contexto en el cual nosotros realizamos la consulta, ya sea en urgencias, en consulta externa o en su domicilio puesto que todo esto influye en la comunicación.


En la consulta médica el profesional orienta su acción para dar las indicaciones al paciente enfocadas a mejorar la sintomatología por la cual consultó, es decir que el profesional guía al paciente en cuanto a la conducta que debe seguir. El paciente puede aceptar pasivamente lo cual no cumple las condiciones de acción comunicativa puesto que es solo una orden; o puede suceder que el paciente exponga sus ideas o sus dudas frente a las indicaciones y el profesional se siente agredido y responda “aquí el médico soy yo”, “aquí el que estudió medicina soy yo”, consulta médica que tampoco generó una verdadera acción comunicativa.


En nuestra consulta médica podemos con nuestra actitud demostrarle al paciente que su discurso nos interesa, o podemos generar temor y que el paciente no diga lo que siente para no ser juzgado. La consulta médica domiciliaria es un contexto que facilita la comunicación del paciente con el médico, sin embargo, también se generan muchas situaciones de incomunicación.


Ejemplos de algunas consultas en el área de consulta externa y egresos hospitalarios.

Una madre que consulta a cita prioritaria porque su hija presenta dolor abdominal; luego de realizar el examen físico, se le informa que su hija debe ser remitida a urgencias para cirugía con diagnóstico de apendicitis. La madre pregunta: ¿doctor porque no le hace un tratamiento antes de pensar en cirugía?


Un familiar de un paciente con gastrostomía, consulta porque no sabe cómo volver a colocar la sonda de gastrostomía. Se le preguntó al familiar por qué la sonda estaba afuera y respondió: “el médico al salir de la clínica nos dijo que debíamos lavar y limpiar muy bien la sonda después del paso de la comida y eso fue lo que hicimos, pero al doctor se le olvidó explicarnos cómo debía colocarse luego de lavarla”


Debemos diferenciar la comunicación de la información y de esta forma revisar en nuestra consulta médica si en realidad nos comunicamos o simplemente damos y recibimos información, si estamos imponiendo nuestros pensamientos, nuestra opinión o damos órdenes. ¿No será que al aumentar el tiempo de consulta tenemos mayor posibilidad de recoger información, de saber más sobre el paciente y su familia, pero igual seguimos en una actitud incomunicativa? ¿Podremos mejorar la consulta médica al aumentar el tiempo sin mejorar nuestra actitud hacia el paciente?





43 visualizaciones1 comentario

Entradas Recientes

Ver todo

1 Comment


macero_ahn
macero_ahn
May 28, 2021

Como en todo tipo de relación humana, la calidad prima sobre el tiempo, calidad humana, calidad como profesional, calidad en nuestras relaciones interpersonales, conllevan a que una consulta corta se haga más efectiva y placentera para el paciente

Like
bottom of page