top of page

¿Cómo enseñar a hablar a su bebé? Segunda Parte

Actualizado: 18 feb 2022

Clara Inés Merchán

Fonoaudióloga U.N.

Contacto: claramerchan@yahoo.com






Antes de hablar de los principios de utilidad para su tarea de enseñar a su hijito, me gustaría describirles lo que ustedes deberían asumir cuando se dirigen a ese bebé y que llamamos Habla Maternal.



1. Utilizar emisiones muy cortas y sencillas

2. El vocabulario debe ser limitado y centrado en objetos

3. Limitarse al aquí y al ahora

4. Elevada utilización de expresiones faciales y gestos

5. Frecuentes saludos y preguntas

6. Las conductas del niño se tratan como altamente significativas

7. Modificación y exageración del tono

8. Utilizar frecuentemente rituales de lenguaje (repeticiones iguales cuando la situación comunicativa se presente)


Estos comportamientos captan la atención del bebé y le ayudan a establecer lo que los expertos llaman “la agenda intuitiva”. La mamá interpreta y asume que el bebé está comprendiendo la situación y le da la base para comunicarse.


Ahora sí mencionaremos algunos principios que facilitarán su tarea:





· Sea divertido

Nadie querrá tener una conversación con alguien aburrido. Exagere las expresiones faciales, realice cambios en el tono y volumen de su voz, en el ritmo, exagere la entonación, muévase para mantener el interés de su bebé, sonría.


· Sea positivo

Una retroalimentación positiva es muy importante en el trato con niños. Debe haber un lazo fuerte y seguro con el adulto. Nuestras palabras dulces y comportamiento amable le ayudarán a construir confianza y el hacerles saber que son amados y cuidados son la base para su autoestima


· Póngase al mismo nivel visual

Estar al mismo nivel le permite al bebé leer los mensajes de su cara. Le dan la oportunidad de interpretar la calidez de sus ojos, las expresiones de su cara, los asentimientos o negaciones de su cabeza. Además, es más cómodo para él pues no tiene que estar levantando la cabeza. La comunicación frente a frente es más interactiva y menos autoritaria.


· Oiga, tome turnos y sepa cuando parar

Oir le muestra al niño que usted está interesado en lo que él dice. Su pequeño quiere compartir nuevos sonidos que más tarde serán sus palabras y para ello pide atención y una audiencia interesada. La mejor conversación de un bebé es un intercambio de escucha silenciosa, habla simple y toma de turnos de forma natural. Aunque inicialmente responde con sonidos le corresponde a usted hacer pausas para mostrarle que es su turno. Algunas veces responderá, otras no, pero al final aprende que está siendo invitado a hablar. No es solo escoger palabras sino cómo participar con el ritmo adecuado y en el turno adecuado. Las conversaciones de la vida diaria, aún con su bebé, son diálogos no monólogos.

Saber cuándo detenerse es otro tema. Es importante manejar un equilibrio entre no decir lo suficiente o no parar de hablar. Si lo nota cansado o poco atento, cambie de actividad o déjelo descansar.


· Siempre respóndale

Siempre que sea posible responda a todos sus sonidos o palabras. Usted es la principal fuente de validación y su respuesta a sus intentos comunicativos significan mucho para él. Lo hacen sentir seguro. El llanto, que varía con la edad, es la única forma inicial de comunicación. Le sirve para manifestar hambre, dolor o alguna inconformidad. Disminuye hacia los tres o cuatro meses cuando lo combina con gestos o vocalizaciones


· Escoja el mejor momento para comunicar y gane primero su atención

La idea es que su bebé nunca esté sobrecargado. Busque espacios en que esté despierto. Confíe en su instinto y observe su comportamiento para ver cuándo está dispuesto a la comunicación. El contacto visual es definitivo pero su interés en el juego es más divertido y educativo.


· Háblele con frases cortas de tres o cuatro palabras pero evite hablar como bebé.

Su hijo tiene habilidades cognitivas y memoria de trabajo limitadas. Como recién nacido aún no ha almacenado conceptos ligados a palabras y no es capaz de entender lo que usted dice. Por lo tanto se recomienda utilizar frases muy cortas y relacionadas con la situación presente. Pero evite la utilización de producciones ininteligibles o que usan los bebés. Usted estaría modelando un lenguaje inapropiado y confuso.


· Hable despacio, haga pausas entre cada palabra y utilice escaso vocabulario

Usted y su bebé comparten una cantidad de experiencias pero no de palabras que al comienzo crece de manera lenta y luego va evolucionando gradualmente. Por eso se aconseja hacer pausas entre cada palabra e ir incrementando el vocabulario muy lentamente.


· Repita palabras y varíe ligeramente el lenguaje

Esto es divertido para su bebé, le ayuda a procesar el lenguaje, a decodificar cada palabra y buscar en su memoria el concepto que le corresponde. A medida que el lenguaje del niño se enriquece puede repetir oraciones cortas o variar la palabra por una similar para incrementar su vocabulario.


· Céntrese en un solo tema y déjese guiar por el bebé

Para su bebé, menor de 18 meses, es confuso si usted habla de varios temas a la vez. Lo mejor es que usted se enfoque en un solo asunto. Si el niño cambia sígale la idea.


· Haga gestos y signos que ayuden a la comprensión

Los gestos son un acompañamiento natural y maravilloso del lenguaje. Si le dice" vamos a la tienda", y le señala la dirección del lugar, enriquece la comprensión.


· Limite sus preguntas

Una tendencia natural es a hacerle preguntas a su bebé en un esfuerzo por involucrarse en la conversación pero no siempre es una buena idea. Lo pone en dificultades al tener que realizar procesos complejos en su cerebro y provoca respuestas si/no que limitarán su intervención.


· Trátense bien

Esto es super importante. Ser padres es una tarea exhaustiva. Descansen su mente, su cuerpo y su espíritu. Relájese, busquen tiempo para ustedes como pareja.

Cuando ustedes se sienten bien son más pacientes, tienen más energía y son más conscientes de las necesidades de su bebé.



40 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page